Antes que buen fútbol, esta noche en New Jersey hubo más nervios, fricciones, juego fuerte y protagonismo del árbitro brasileño Heber Lopes en la definición del campeón de la Copa América Centenario, título que al final conquistó la selección de Chile.

Lionel Messi volvió a ser esta noche el conductor de Argentina buscando su primer título luego de tres finales perdidas, dos por Copa América y la del mundial de Brasil en 2014.