Christian Eriksen, mediocampista danés del Inter de Milán, volvió a pisar el césped de juego después de casi seis meses.

El ’10’ de la selección de Dinamarca había sufrido en junio un paro cardiaco durante un partido que jugaba con su seleccionado en la pasada Eurocopa vs. Finlandia, un hecho que causó pánico en el mundo del fútbol. El enganche tuvo que someterse a varias cirugías y tratamientos, y volvió a entrenarse en un centro deportivo de Odense, de su país natal.

También puedes leer: “La homosexualidad estará prohibida en Catar”: Presidente de Mundial 2022

Según los informes de los medios locales, Eriksen se presentó a las 8 a.m. (hora local) de este viernes al campo de entrenamiento con un entrenador personal. Fueron apenas unos toques de balón y unos ligeros trotes los que dio el exfutbolista del Tottenham Hotspur durante su sesión.

Hasta el momento, sigue siendo una incógnita su futuro. Pues al futbolista se le colocó un marcapasos en el corazón. Ante esta decisión, el futbolista ya no podría jugar en Italia, sino en otras ligas donde la normativa lo permite.

Entre algunos de los países que autorizan jugar con desfibrilador están Inglaterra, Holanda y justamente Dinamarca. Aunque por el momento esto se trata de solo rumores y especulaciones.