El colombiano Esteban Chaves, que había ganado la sexta etapa del Giro de Italia y estaba segundo en la general, solo detrás de su compañero Simon Yates, dejó atrás las ilusiones del triunfo en la etapa más larga.

Este martes, el ‘Chavito’ perdió en meta 25.25 minutos y solo dijo que no tiene una explicación a “la falta de fuerzas”.

Puedes revivir: Esteban Chaves ganó la sexta etapa del Giro de Italia

Muy conmovido con el resultado, Chaves dijo que tiene una relación “de amor y odio” con el Giro de Italia.

“Así es el Giro. Tengo una relación difícil con Italia, es amor y odio. Hace solo unos días disfruté de uno de los mejores días de mi carrera y ahora es difícil asumir esto para mi moral. Pero así es la vida, sólo podemos hacer lo mejor. Lo importante es que todavía tenemos la camiseta del líder. Nuestros planes no cambiarán”.

“Hay que analizar los problemas que he tenido. Simplemente no tenía fuerzas, por eso no pude estar con los mejores en la primera subida. Intentamos perseguir con el equipo, pero resultó imposible enlazar”, añadió.

Sin embargo, hizo énfasis en que su plan sigue siendo ganar el Giro, pese al resultado de este martes.

Según el director deportivo de Esteban Chaves, “sufrió una alergia al polen, tenía problemas para respirar”.

El colombiano quedó descolgado del pelotón al comienzo de la etapa, la más larga de la presente edición del Giro con 244 km entre Penne y Gualdo Tadino.

Chaves luchó durante muchos kilómetros por perder el menor tiempo posible, acompañado por tres gregarios del Mitchelton, y se mantuvo distanciado en dos minutos con respecto al grupo principal, hasta que entregó la cuchara a un centenar de kilómetros para el final.

El equipo Mitchelton, privado de un segundo aspirante al podio final, está condenado ahora a apostarlo todo por Yates, que amplió su ventaja con respecto a sus principales perseguidores, el holandés Tom Dumoulin y el francés Thibaut Pinot, al arañar tres segundos adicionales en un esprint intermedio.

“Necesito ganar tiempo antes de la contrarreloj. Quizás tenga que disputar otros esprints intermedios“, señaló Yates, que ahora tiene 41 segundos con Dumoulin y 46 con Pinot, que se sube al podio virtual por primera vez.

En la lucha por la victoria de etapa, Mohoric, ya presente en la primera escapada del día, se impuso al alemán Nico Denz.

El miércoles se disputará la 11ª etapa, con final en Osimo, con dos repechos en los últimos cinco kilómetros.

Autor: Con información de AFP