El sueño de tener a los mejores ciclistas del mundo compitiendo en las carreteras colombianas podría ser realidad en 2018, si logramos ser el reemplazo del Tour de San Luis que se correrá por última vez el próximo año en Argentina.