Diego Molina, el empleado de la funeraria que se fotografió con el cuerpo de Diego Armando Maradona, fue condenado a cuatro días de prisión.

Según el diario Clarín, se trata de la pena máxima para el delito que le imputaron a Molida por la “profanación de cadáver humano”.

Asimismo, durante los próximos ocho meses, el empleado de la funeraria deberá ir la Fiscalía dada vez que lo citen.

Te puede interesar: Messi vs Cristiano: Así quedaron los cruces de Octavos de Final en Champions

También deberá cumplir 50 horas de tareas comunitarias y donar 10 mil pesos argentinos (casi 100 dólares) a la Fundación Integra Asociación Civil.

Para el abogad de Maradona, Marías Morla, “no hay pena suficiente para la aberración que hicieron estos salvajes”.

Esperamos pronto se resuelva el recurso presentado contra los otros imputados y que terminen con la misma pena”, puntualizó Morla.

Mira también: Insólito: Por un ‘error de software’ se repetirá el sorteo de la Champions

Con esta declaración se refiere a Claudio Fernández, de 49 años, y a su hijo Sebastián, quienes también están acusados de participación en la polémica fotografía.

Aunque ambos habían pedido la nulidad del juicio, este fue rechazado en primera instancia y ahora es analizado por la Cámara de Casación.

Diego Armando Maradona murió el 25 de noviembre de 2020 a los 60 años tras varias complicaciones de salud y luego de sufrir un paro cardiorrespiratorio en su residencia ubicada en Buenos Aires.