El presidente de la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol), Alejandro Domínguez, anunció que la Copa América Femenina comenzará a jugarse cada dos años a partir de 2022, en vez de cada cuatro, como venía desarrollándose.

Además de ese cambio, la Conmebol también propondrá la creación de la Copa Intercontinental entre clubes femeninos.

Con estas modificaciones, el ente rector del fútbol sudamericano pretende potenciar el fútbol sudamericano e igualarlo al de otros continentes.

Domínguez reconoció que hasta hace pocos años la Conmebol trabajaba «pensando que el fútbol era un deporte masculino«, lo que provocó una distancia entre equipos masculinos y femeninos.

«El fútbol femenino no tiene techo, pero si nosotros no comenzamos a trabajar ahora, cada día va a ser más larga y más grande la brecha con las federaciones que hicieron este trabajo antes que nosotros«, dijo.

Publicidad

Para el presidente de la Conmebol, estas medidas en el fútbol femenino representan una forma de «hacer justicia» y reconocer que existe «un potencial muy alto en el fútbol femenino sudamericano«.

Además, prometió que durante tres años se exonerará del pago de Licencias Pro de Entrenadoras para «motivar a las mujeres deportistas» y «empezar a reivindicar al fútbol femenino sudamericano«.

El Congreso de Fútbol con F de Femenino busca posicionar y fortalecer el fútbol femenino en Sudamérica con talleres, charlas virtuales e intercambio de experiencias para inspirar a las jugadoras y potenciar el desarrollo de sus habilidades y liderazgo, tanto dentro como fuera del campo.

Como parte de este encuentro, la Conmebol también elegirá un emprendimiento enfocado en el desarrollo del fútbol femenino, que recibirá un premio de 10.000 dólares y seis meses de incubación en la Conmebol.