El tenista británico Andy Murray ha dado positivo por COVID-19, lo que pone en duda su participación en el Abierto de Australia, según confirman este jueves varios medios locales.

El deportista, ex número uno del mundo, se encuentra actualmente aislado en su domicilio pese a que tenía previsto viajar a Australia en uno de los 18 vuelos chárter habilitados por la organización del torneo.

Noticia en desarrollo