El inicio de 2020 está resultando movido para el Barcelona FC, que el martes vio cómo se abría una crisis después que Lionel Messi saliera en defensa de la plantilla ante unas declaraciones del director deportivo, Eric Abidal, que queda en una situación comprometida.

En una entrevista con Sport, Abidal justificó la destitución del técnico Ernesto Valverde, entre otras cosas, porque «muchos jugadores no estaban satisfechos ni trabajaban mucho».

Esta declaración no pareció gustarle al capitán, Lionel Messi, quien contestó inmediatamente con un mensaje en su cuenta de Instagram, en la que bajo una imagen de la declaración de Abidal enmarcada en un círculo rojo, en la que aseguró que «cuando se habla de jugadores, habría que dar nombres porque si no se nos está ensuciando a todos».

Messi insistió en que «los responsables del área de la dirección deportiva también deben asumir sus responsabilidades y sobre todo hacerse cargo de las decisiones que toman» y no dejar entrever que son los jugadores los que hacen y deshacen.

La reacción tan directa de Messi, poco dado a las salidas de tono, ha encendido las alarmas en un Barcelona FC, en el que su técnico, Quique Setién, trata de mantener al margen de polémicas a su plantilla.

Estas polémicas «a mí no me afectan y trataré de que al grupo, a mis jugadores, les afecte lo menos posible», dijo Setién, quien aseguró que Messi «tiene la experiencia y la capacidad suficiente para decidir sobre las cosas que tiene o que no tiene que hacer».

Publicidad

Conflicto interno

«Messi dice basta», «Guerra abierta», «Caos FC», son algunos de los títulos en la prensa de este miércoles tras el enfrentamiento entre el capitán azulgrana y el director deportivo azulgrana, cuya gestión ya se había visto cuestionada.

El rocambolesco viaje a Doha para ofrecer a la leyenda azulgrana Xavi Hernández el banquillo del equipo o el fracaso en el fichaje de un delantero en enero, cuando parecía estar atado Rodrigo Moreno, habían fragilizado a Abidal.

Y su gestión deportiva ya había sufrido críticas en verano de 2019 al no poder traer a Neymar, al que quería Messi, cuyo enfrentamiento con Abidal deja muy tocado al francés.

La prensa deportiva especula ya con la posibilidad de que Abidal dimita este miércoles tras la reunión que tendría prevista con el presidente azulgrana Josep Maria Bartomeu.

«Un enfrentamiento con Leo no es bueno. Tener en contra a la máxima figura se paga caro en Can Barça. Y eso lo sabe el secretario técnico. Si a eso se añade que Bartomeu tampoco andaba muy contento con el trabajo que había realizado en este mercado invernal, la cosa pinta mal», apunta este miércoles el diario Marca.

¿Se iría Messi del Barcelona FC?

El mandatario azulgrana buscará reconducir una crisis que no conviene en un año que puede ser crucial para la renovación de Messi, «de quien en estos momentos cuelga el club entero y su futuro deportivo inmediato», según el director del diario Sport, Ernest Folch.

El propio Abidal afirmaba en la misma entrevista que el Barça ya había iniciado la negociación con Messi con ese objetivo.

La estrella argentina cuenta con contrato hasta junio de 2021, pero con la posibilidad al término de esta temporada de rescindir unilateralmente el mismo si así lo desea, lo que provoca la urgencia en el Barça.

«Nosotros como club queremos hacerle más feliz y hacerle más feliz es tener buenos compañeros, un grupo más fuerte, buen ‘feeling’ con alegría diaria y sobre todo, títulos», afirmó Abidal en la entrevista con Sport.

Los títulos se hacen más acuciantes tras la caída en la Supercopa en enero. Por eso el deseo de la hinchada es la Liga de Campeones, luego de la dolorosa eliminación en semifinales el pasado año frente al Liverpool.

Sin embargo, la decisión de no fichar en invierno (el Barcelona FC solo anunció los fichajes del atacante portugués Francisco Trincao y del brasileño Matheus Fernandes de cara a la próxima temporada), sumado a las lesiones de Dembélé y de Luis Suárez, han dejado muy debilitado al conjunto azulgrana de cara los momentos más comprometidos de la temporada.

*Texto: AFP.