La humildad del crack senegalés Sadio Mané, que milita en el Liverpool, vuelve a ser noticia. El volante ya había dado muestras de su sentido social, este año, cuando donó un colegio completo que le costó unos 300 mil euros a una de las comunidades más golpeadas por la pobreza en su país.

Esta vez, una imagen fue la prueba de que su humildad está puesta en marcha en todo momento. Mané es un ídolo indiscutible en su país y un ejemplo de vida por eso las cámaras siempre están con él. Cuando descendía del bus de la selección de Senegal, notó que el utilero iba a tener problemas para llevar varios botellones de agua que sacó del vehículo y sin pensarlo dos veces tomó varios de ellos para ayudarle.

Ninguno de sus compañeros se detuvo a ayudar. Uno de los jugadores más apetecidos en el mercado europeo no tuvo problema en darle una mano al empleado de su selección. Este tipo de imágenes necesariamente trae al recuerdo otras bastante diferentes con otros seleccionados, como el mexicano.


Te puede interesar: (Video) ¿Agrandados? Plantel de México ignoró por completo a los únicos dos hinchas que fueron a recibirlos al hotel


Hace algunas semanas, el equipo manito visitó Bermudas para disputar un partido frente a ese país, y cuando los jugadores llegaron al hotel, se encontraron con dos solitarios hinchas mexicanos arengando. Esta fue su reacción:

Algunos tienen mucho que aprender de un crack de talla mundial…