El fututo futbolístico de James Rodríguez aún permanece en el aire: a un día del cierre del mercado de fichajes de verano en Europa (que culmina el 1 de septiembre) el ’10’ colombiano aún forma parte del plantel de Al-Rayyan, pese a manifestar su deseo por volver a jugar en el viejo continente.

Este miércoles se conoció que el futbolista colombiano se “habría ofrecido” para jugar en Valencia C.F de España. En una entrevista con el programa ‘El Chiringuito’, del canal de televisión local MEGA, al 10 colombiano se le preguntó por la posibilidad de fichar por el club ‘Ché’.

El supuesto interés, según se mencionó en la entrevista, obedecería a las relaciones cercanas entre Jorge Mendes (representante de James Rodríguez) con el club.

En otro momento de la charla, el 10 afirmó que estaría dispuesto a una reducción salarial de consideración (que incluso podría doblar su sueldo actual) en caso de que el club llegue a presentar una oferta oficial.

Pese a que no se han revelado cifras oficiales, la prensa catarí especula con que el salario de James Rodríguez oscila las 800.000 libras esterlinas por mes (más de 4.1 billones de pesos). Hasta junio de 2022, su sueldo rondaba alrededor de 7.200.000 libras (cerca 37 billones de pesos); el colombiano justifica esto como uno de los porqués de su estadía en el país de Medio Oriente.

También puedes leer: Histórico triunfo de Daniel Galán: venció a Stéfanos Tsitsipás, número 5 del mundo, en el US Open

“Todos los equipos quieren jugadores jóvenes”

Durante la charla, James volvió a replicar las razones por las que considera un cambio de aires en su carrera.

“La vida es muy tranquila (en Catar) pero en cuanto al fútbol y en cuanto al trabajo creo que falta mucho, eso es uno de los motivos por los que quiero irme. Sin embargo, estoy tranquilo, al final todo en la vida son experiencias… de todo lo malo saco las cosas buenas”, expresa el jugador.

El ’10’ colombiano también se animó a explicar porqué, a la edad que tiene, considera ‘difícil’ que los equipos en Europa apuesten por él.

Todos los equipos quieren fichar jugadores jóvenes y yo ya tengo 31 (…) Ahora los equipos buscan jugadores físicos; que corran más de lo que jueguen. No sé qué va a pasar, pero opciones hay. Ya vamos un poco contra el tiempo porque queda un día. No sé lo que va a pasar, si me tengo que quedar un año más acá”, señala James.

Finalmente, James volvió a referirse a un interés que otro club español manifestó por él en 2020: Atlético de Madrid.

“Fue en el segundo año que estuve en el Bayern. En marzo hay un interés del club. El Bayern me quiere comprar en ese momento. Le toco la puerta al gerente del Bayern y le digo que no quiero que hagan uso de la opción de compra. Cuando les hablas claro a los alemanes, ellos lo entienden. Influyó mucho el 7-3 en un amistoso en Estados Unidos. Ya estaba casi todo hecho con el Atlético y Real Madrid, me dijo que no me iba. Ya yo sabía que no iba a jugar. No le echo la culpa a nadie, pero pienso que fue un año perdido para mí. Simeone me quería en ese tiempo, contó el jugador.