Mañana en el clásico antioqueño, en el banco del Deportivo Independiente Medellín estarán sentados dos hombres que tienen mucho de historia pero con Atlético Nacional. Leonel Alvarez, quien convirtió la pena máxima para el título de copa Libertadores en 1989 y Santiago Escobar, quien sacó campeón al equipo en 2005. Pero ahora su obligación, es hacer ganar al rojo…

 

Santiago Escobar y Leonel Álvarez, tienen pasado glorioso en el verde de Antioquia, el primeo salió campeón como técnico en el 2005, el segundo como jugador marco el penalti definitivo aquel 31 de Mayo de 1989, que le dio Nacional el título de la Copa Libertadores de América.

El sentimiento de Nacional es cosa del pasado, el futuro y presente esta en el Medellín.

“Sachi” considera que su equipo es presa de la mala fortuna a la hora de buscar un buen resultado, la mala puntería es el peor defecto del poderoso.

Publicidad

Leonel va más mejor la mala definición no es un problema exclusivo del Medellín.

Comandado con dos hombres de pasado verde, el  rojo quiere ser el poderoso en el  clásico  254 de la capital antioqueña.