El próximo fin de semana Villavicencio será sede del campeonato mundial de coleo que estará animado por el duelo entre padre e hijo. Oscar Ramírez, con solo 21 años de edad, defenderá el título que hace un año le quitó a Francisco, su progenitor.

Hace una año Oscar Ramírez  se convirtió en campeón mundial de coleo.

Este joven de 21 años de Granda, Meta  le ganó a otros coleadores más experimentados entre ellos a su padre.

Con el dinero del premio se compró a  Don Simón, un caballo de ocho años de edad con el cual competirá este año.

Oscar y Don Símon han venido entrenando durante un año buscando ser el binomio perfecto pero tendrán otra vez un rival a vencer.

 El próximo fin de semana comenzará el mundial y padre e hijo buscarán el giro de campanilla para obtener de nuevo el titulo.