El italiano Alessandro de Marchi es el nuevo líder de la clasificación general.

La lluvia y el terreno, por primera vez montañoso, hicieron de la cuarta fracción del Giro de Italia una jornada apasionante, con lucha por la etapa y la general en la fuga y pelea entre los favoritos al título en el pelotón, que como se preveía, iba a despojar al italiano Filippo Ganna de la Maglia Rosa de líder.

Hasta los últimos seis kilómetros, cuando empezó la subida de segunda categoría hacia Colle Passerino, parecía que el estonio Rein Taaramae, se adueñaba del liderazgo, pero del grupo perseguidor saltó una dupla conformada por el italiano Alessandro de Marchi del Israel Start Up Nation y el estadounidense Joe Dombrowski del UEA Team, quienes a 4.2 km de la meta le dieron caza a Taaramae y se fueron en busca del triunfo.

 

 

Dombrowski a 3.5 km de la meta descolgó a De Marchi, que con las diferencias que había, se aseguraba la Maglia Rosa llegando segundo.

Pero los movimientos fuertes entre los favoritos llegaron a 2 kilómetros del final, cuando Egan Bernal saltó del pelotón; el colombiano del Ineos aceleró de nuevo a 1.200 metros de la meta, y su ritmo solo lo soportaron Mikel Landa, Hugh Carthy, Gulio Ciccone y Aleksandr Vlasov, mientras que más atrás, ni Remco Evenepoel ni Simon Yates – los señalados para pelearle codo a codo el Giro a Egan – pudieron conectar con el de Zipaquirá.

 

 

Por delante, Dombrowski celebraba su triunfo de etapa, y De Marchi, que entró segundo a 13 segundos, se convertía en el nuevo líder del Giro de Italia.

El quinteto comandado por Egan Bernal arribó a 1 minuto y 37 segundos del ganador del día, en una positiva jornada para el colombiano y once segundos después entraron Evenepoel y Yates.

 

 

La general tiene líder a Alessandro de Marchi, mientras que entre los favoritos, el mejor ubicado es Vlasov a 1:24, Evenepoel a 1:28, Hugh Carthy a 1:38 y Egan, que hoy ganó 19 puestos en la general, ahora es undécimo a 1 minuto y 39 segundos.

Mañana regresa el terreno llano, con la quinta etapa de 177 kilómetros entre Modena y Cattolica, en la que Fernando Gaviria tendrá una nueva oportunidad para buscar su primera victoria de la temporada y su sexta en el Giro de Italia.