El ciclista colombiano, Egan Bernal, vivió este viernes un gran susto tras la caída de Egan Bernal en la cuarta etapa del Tour de Dinamarca, de 167,3 kilómetros, con salida y llegada en la localidad de Skive.

La caída se presentó cuando el zipaquireño no pudo esquivar a un grupo de ciclistas que se fue al suelo en el mismo tramo. Aunque en un principio hubo alarma y preocupación en el pelotón, solo fue un susto, pues sus compañeros de Ineos lo ayudaron.

Lea más: Falta de visibilidad causa retrasos en más de 300 vuelos de Bogotá y Medellín

No obstante, el cundinamarqués, sin problemas, se reintegró rápidamente en el pelotón y tiró después, por buen tiempo, a su escuadra, que lidera la competencia con el estadounidense Magnus Sheffield.

La caída no es menor pues Bernal acaba de regresar a competencias luego de sufrir un grave accidente hace siete meses.