La Fiscalía General de la Nación confirmó que tras adelantar seguimientos, allanamientos, interceptaciones y verificaciones, dieron con la ubicación de una fábrica en Medellín, donde utilizaban maquinaria industrial de alta sofisticación, para la comercialización de camisetas falsas de la selección Colombia y otros equipos de fútbol.

Durante el operativo 14 personas fueron capturadas e incautados $230 millones en efectivo. Así como 40.000 camisetas de la “Tricolor”, listas para ser comercializadas.

De igual forma, el ente investigador solicitó “el comiso del edificio y 53 máquinas dispuestas para la producción de la organización criminal”, recalcando que  “una sola de ellas está avaluada en el mercado en más de $700 millones”.

La mercancía era distribuida en Medellín, Bogotá, Barranquilla, Cartagena y Sincelejo. 

Los detenidos fueron presentados ante un juez de control de garantías que ya declaró legal las capturas. Siete de los catorce detenidos aceptaron los cargos imputados por la Fiscalía, por los delitos de concierto para delinquir y usurpación de propiedad industrial.

Está pendiente la audiencia de medida de aseguramiento.