Este viernes la FIFA realizó una rueda de prensa sobre el primer balance del torneo, tras la final de la etapa de grupos, en la que se afirmó que «más de 2.700 pruebas antidopaje» se efectuaron desde el inicio del Mundial y «no hubo violación al código antidopaje hasta este momento».

«Más de 2.700 pruebas antidopaje se llevaron a cabo, cada jugador participante del torneo al menos se ha sometido una vez al test, a veces más», explicó Colin Smith, responsable de la organización de torneos y eventos de la FIFA.

De igual manera, el ente organizador aseguró que las muestras que se toman son enviadas a Suiza y no ha habido violación del código antidopaje  hasta el día de hoy. «Estamos satisfechos del proceso de control que se desarrolla como estaba previsto», apuntó Smith.

Frente al rendimiento que ha presentado la selección rusa, el presidente del Comité Local de Organización, Alexei Sorokin, respondió: «Tenemos confianza en ellos, en la selección rusa, ha pasado a octavos de final y sus jugadores se han sometido varias veces a pruebas».

Cabe recordar que años atrás se reveló un sistema de dopaje pensado y desplegado en Rusia en varios deportes.