Sólo medio segundo separa al nadador bogotano Ómar Pinzón de la marca que necesita para poder participar, por cuarta vez, en los 200 metros espalda de la natación de los juegos olímpicos.