La MLS fue testigo de uno de los partidos más emocionantes de la liga de fútbol de los Estados Unidos en donde el sueco anotó dos goles en el empate 3 – 3 entre Los Ángeles Galaxy y Los Ángeles FC.

A sus 37 años de edad, Zlatan Ibrahimovic sigue demostrando toda su clase luego de marcar estos tantos en uno de los clásicos de la MLS.

Pero uno de los momentos que más causó gracia entre los seguidores del mundo del fútbol fue cuando, a pocos minutos de finalizar el partido,  el hombre empuja a un compañero que estaba en la barrera a quien percibe para que marque a un rival.