El campeón de Holanda Fabio Jakobsen (Deceuninck – Quick-Step), quien sufrió una grave caída en la primera etapa de la reciente Vuelta a Polonia, publicó una carta de agradecimiento al personal médico que le atendió tras el accidente y a todo el entorno familiar y del ciclismo que está haciendo que «paso a paso vaya viendo el futuro».

«Quiero que todos sepan que estoy muy agradecido de seguir vivo y de todos los mensajes y palabras de apoyo me han dado una fuerza tremenda. Paso a paso puedo mirar lentamente hacia el futuro y lucharé por recuperarme«.

En particular, Jakobsen da las gracias al doctor Rafael, «que fue mi cirujano en Polonia, al docor Vanmol, que estuvo presente como médico del equipo en Polonia, a Patrick Lefevere, que me acercó a mi familia y a Agata Lang y a mi familia, que, en nombre de la Vuelta a Polonia, me sentí muy apoyado por mi familia».

«Han pasado dos semanas desde mi accidente en Polonia. Los médicos de trauma y las enfermeras en la línea de meta en Katowice me salvaron la vida, por lo que les estoy muy agradecido. Pasé una semana en la unidad de cuidados intensivos del hospital St. Barbara en Sosnowiec. Me operaron durante cinco horas y me dieron la oportunidad de vivir. Estoy muy agradecido con todos los empleados de este hospital».

Jakobsen se refiere a un período difícil en la UCI, donde tenía miedo de no sobrevivir.

Publicidad

Tras se trasladado al Centro Médico de la Universidad de Leiden, donde siguió tratamiento, Jacoksen ya se encuentra en su domicilio.

«Ya estoy en casa, donde las heridas de mi rostro y mis lesiones pueden seguir recuperándose. Además, tendré que descansar mucho en los próximos meses debido a una conmoción cerebral severa. En las próximas semanas y meses, me someteré a múltiples cirugías y tratamientos para reparar las lesiones faciales».