La celebración española trascendió fronteras y en Bogotá la euforia estuvo comandada por el cónsul Carlos de la Morena.

A pocos minutos de darse el pitazo inicial del partido de la final de la Eurocopa. Los españoles ya tenían sus predicciones en el marcador.

Tras el remate de cabeza del niño torres, los hinchas españoles empezaron a vivir la emoción del encuentro.

Al minuto 33 de la primera mitad tras una buena definición de Torres. Pudieron gritar el gol entre abrazos y muchos saltos.

Ya en el descanso del partido de la primera mitad, algunos aficionados de la roja daban por ganador a su equipo y hasta  le sacaron barra.

Hasta el cónsul de España se atrevió a decir que su selección sería la dueña del titulo.

En los últimos minutos de la segunda mitad los hinchas españoles cantaban y sacudían sus banderas

Esperando a que el arbitro italiano Rosseti diera por finalizado el encuentro para poder gritar el titulo europeo numero dos de España.

Publicidad