La defensa de la patinadora artística rusa Kamila Valíeva alega que su positivo por dopaje obedece a una contaminación involuntaria con un medicamento de su abuelo. Así lo reveló, en Pekín, el miembro del Comité Olímpico Internacional (COI) Denis Oswald.

La patinadora artística dio positivo por trimetazidina (medicamento contra la angina de pecho que figura en la lista de productos prohibidos de la Agencia Mundial Antidopaje) en un control previo a los Juegos de Pekín.

Le puede interesar: Madre relató la horrible forma en que sus dos hijos fueron asesinados por su propio padre

“Su argumento es que fue una contaminación con un producto que toma su abuelo”, dijo Oswald.

Como consecuencia, Valíeva fue suspendida provisionalmente por la Agencia Rusa Antidopaje (RUSADA) “con efecto inmediato”, lo que le impedía seguir participando en Pekín 2022.

La ceremonia de entrega de medallas no se llevó a cabo, lo que destapó el caso, pese al silencio de los organismos implicados.

Vea también: ¿Quién era Drayke Hardman, el niño de 12 años que se quitó la vida tras sufrir bullying de un compañero?

Sin embargo, la patinadora apeló el 9 de febrero y el comité disciplinario de la RUSADA levantó la suspensión, decisión que fue recurrida sin éxito por el COI, la Agencia Mundial Antidopaje (AMA) y Federación Internacional de Patinaje (ISU), por lo que Valíeva podrá competir este martes en el concurso individual femenino.

Por último, la patinadora artística rusa, persona protegida por ser menor de 16 años, sigue sujeta a un procedimiento disciplinario por el positivo a dopaje.