Cuando faltan todavía cuatro meses para el mundial de BMX, la pista Mariana Pajón de Medellín ya registra intensa actividad y visita de corredores de varios países.

Los que se adelantaron a entrenar en esta pista, que técnicamente es una de las más complejas del circuito, saben que en ese mundial estará el último chance para obtener un cupo a los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro.