Cuatro veces campeón como jugador y leyenda del América de Cali, Millonarios y Santa Fe como técnico, Gabriel Ochoa, nació el 20 de noviembre de 1929 en el municipio de Sopetrán, Antioquia, pero paradójicamente todos sus logros deportivos los cosechó en Bogotá y el Valle del Cauca.

Gabriel Ochoa Uribe, médico de profesión, hizo historia en el balompié de nuestro país, primero como arquero, ganando cuatro títulos atajando para Millonarios (1949, 1951-1953). También fue el primer futbolista colombiano que jugó en Brasil, donde vistió los colores del América de Río de Janeiro.

Sin embargo, fue después de quitarse los guantes, cuando su imagen se convirtió en leyenda. Dirigiendo a Millonarios ganó cinco campeonatos (1959, 1961, 1962, 1963 y 1972). También le dio una estrella a Santa Fe, la de 1966.

Pero su período más importante como técnico lo vivió en Cali, dirigiendo al América, equipo que hasta 1979 no había salido campeón en Colombia y al cuál no solo le dio su primer título.

Con «Los Diablos Rojos«, Ochoa dominó la década del 80, ganando un pentacampeonato entre 1982 y 1986, terminando su exitoso paso por el banquillo escarlata con la estrella de 1990, su séptima como americano y la 13 en total desde los banquillos.

El profe Ochoa llevó al América de Cali a disputar tres finales de Copa Libertadores (1985, 1986 y 1987) y dirigió a la Selección Colombia en 1985, durante las eliminatorias rumbo al mundial de México 1986.

Publicidad

Ochoa fue el más grande referente de la dirección técnica en Colombia y por sus logros, fue adoptado por la ciudad de Cali, donde falleció hoy, después de padecer varias complicaciones de salud.