Al inicio del partido entre Junior de Barranquilla y Boca Juniors, correspondiente a Copa Libertadores, se vivió un incómodo momento.

Mira también: La increíble mano que no le pitaron a la Roma ante el Liverpool

Tras lo actos protocolarios del encuentro, los jugadores de ambos equipos se cruzaron para darse el respectivo saludo, pero ‘el apache’ dejó con la mano estirada al capitán del cuadro colombiano quien sonrió al ver que el jugador no quiso darle la mano. 

Seguramente, la polémica acción se dio porque Teófilo Gutiérrez es reconocido hincha de River Plate y uno de los jugadores más odiados por los seguidores del cuadro ‘xeneize’.

Publicidad