El Bureau del Consejo de la FIFA aprobó el Reglamento del Plan de Apoyo COVID‑19, que pone a disposición de la comunidad del fútbol, tanto profesional, como juvenil y de base, 1.500 millones de dólares a través de un sistema combinado de subvenciones y préstamos con estrictos requisitos de cumplimiento.

Cada federación miembro recibirá, durante la tercera fase de este plan, una subvención de un millón de dólares para proteger y retomar la actividad futbolística y 500.000 dólares más para el fútbol femenino.

Los préstamos, sin intereses de hasta cinco millones, estarán disponibles para las 211 federaciones miembro, según contempla el Plan, elaborado originalmente por la administración de la FIFA, en estrecha colaboración con las confederaciones, y aprobado por el Consejo de la organización el pasado 25 de junio para paliar los efectos de la pandemia.

«Este plan de apoyo es un gran ejemplo de solidaridad y compromiso en el fútbol en un momento sin precedentes. Deseo agradecer a mis colegas del Bureau del Consejo que aprobaran la decisión de seguir adelante con esta importante iniciativa en beneficio de todas las federaciones miembro y confederaciones», dijo el presidente de la FIFA, Gianni Infantino.

La FIFA explicó que todas las federaciones podrán emplear los fondos en actividades destinadas a reiniciar las competiciones, implantar protocolos para la vuelta al fútbol, la participación de las selecciones en torneos, la contratación de personal, el mantenimiento de las infraestructuras futbolísticas y el abono de los gastos administrativos y operativos, entre otras.