Pese a estar igualados en puntos y goles tanto a favor como en contra, Japón clasificó por encima de Senegal a los octavos de final de Rusia 2018 gracias al Fair Play. Esto, sin duda alguna, ha puesto en debate la importancia de que haya un ganador en la fase de grupos para que no se presenten este tipo de situaciones, que podrían resultar injustas para los equipos en competición.

Por ello, desde Inglaterra se estudia la posibilidad de que, a partir del Mundial de EEUU, Canadá y México en 2026, dejen de existir los empates y siempre haya un ganador en cada encuentro de la fase de grupos.

La idea es que los partidos que queden igualados en los 90 minutos se definan desde el punto penal para que haya una diferencia marcada en puntos.

«Los penales podrían ser la respuesta para tratar de garantizar que no tengamos estos problemas cuando haya igualdades en la última jornada», dijo un miembro de la FIFA al diario ‘The Sun’.

De aprobarse, esta nueva reglamentación sería implementada en el Mundial de 2026, edición en la cual habría participación de 48 equipos. Sin embargo, si Infantino, presidente de la FIFA, logra su objetivo de aumentar la cantidad de selecciones para Qatar 2022, la idea de los penales para acabar los empates podría materializarse antes de lo previsto.