El Stade de France, el estadio donde en 1998 la selección de Francia se coronó campeona del mundo tras vencer a Brasil, volverá a acoger al equipo que mañana aspira a repetir el título de la Eurocopa de naciones de 1984. En frente tendrá a la Portugal comandada por Cristiano Ronaldo.