La cúpula del fútbol colombiano se estremece fuertemente, especialmente por un roce entre Jorge Perdomo, presidente de la Dimayor que es la rama profesional y Álvaro González Álzate, presidente de la Difútbol que es la rama aficionada.

Perdomo denunció ante la comisión disciplinaria de la Federación Colombiana de Fútbol (FCF) y también ante la comisión de gobernanza y transparencia de la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol), a González.

“La conducta del señor Álvaro González Álzate, como presidente de la División de Fútbol Aficionado, en su condición de segundo vicepresidente de la Federación Colombiana de Fútbol, puede adolecer de serias anomalías y estar incurso en causal de sanción”, sostiene un aparte de la denuncia.

La petición de investigación que solicita Perdomo, va enfocada al último coletazo del ‘Fifagate’ y que el portal Globo Esporte denunció hace unos meses, donde se conoció una lista de dirigentes que recibieron supuestas coimas y que salieron a la luz tras una auditoria realizada por Ernst and Young en la que aparecen dos nombres conocidos para nuestro país; Luis Bedoya, expresidente de la Federación Colombiana de Futbol y Álvaro González Álzate, quien supuestamente habría recibido al menos 50.000 dólares.

El mismo día que presentó la denuncia, Perdomo le envió una carta al presidente de la  Federación Colombiana de Fútbol, Ramón Jesurún, donde dijo; “con todo respeto, advierto, que hasta que no se produzcan los resultados que ameritan la gravedad de los hechos allí consignados, el suscrito presidente de la Dimayor, no compartirá espacios con el señor Álvaro González (…) El fútbol reclama ser administrado con transparencia y honestidad”.

CM& conoció que Jesurún no está nada contento con este escándalo y más ad portas del Mundial, donde el perjudicado sería Perdomo quien podría ser destituido de su cargo en la Dimayor.

“Los directivos del fútbol colombiano como de todo el mundo estamos obligados conforme al código de ética de la Conmebol y de la FIFA, poner al alcance de los órganos correspondientes los actos en cuales pueda haber incurrido indebidamente un directivo. En este caso consideramos que existe por lo menos un conflicto de intereses, si existiera el contrato que no está claro, y los informes de gestión, era mi obligación. Si a mí me están cuestionando, que haya denunciado esto días antes de la participación de Colombia en el Mundial me parece que no tiene sentido porque la corrupción no tiene tiempo para callar ni tiempo para denunciar”, sostuvo Perdomo.

¿Por qué informarse con el Canal 1?

Recuerde que en el sistema informativo del Canal 1 puede encontrar temas de actualidad sobre las regiones, la política, la economía y los acontecimientos a nivel nacional e internacional.

Lea más noticias en el Canal 1