El presidente español Pedro Sánchez anunció que los deportistas profesionales podrán volver a entrenar de forma individual a partir del próximo 4 de mayo. En el caso del fútbol, los clubes de la liga española deberán seguir un protocolo sanitario.

«Sería la apertura de entrenamientos individuales de deportistas profesionales y federales, y el entrenamiento básico de ligas profesionales», dijo.

Los jugadores recibirán previamente sus tareas por medios virtuales, deberán llegar a los lugares de entrenamiento ya vestidos con mascarillas y guantes que podrán seguir llevando durante la práctica y solo podrá haber seis jugadores como máximo sobre el terreno de juego.

La idea es que de 8 a 15 días después se haga la transición a prácticas grupales y volver a la competición a puerta cerrada el 7 o 14 de junio.

El mandatario reconoció que el fútbol es un motor económico que el país necesita reactivar. La liga calcula en unos 1.000 millones de euros las pérdidas para los equipos españoles si no se reanuda la competición local, la Champions y la Europa League.