A esta hora continúan los festejos por el título número trece en la historia del América.  El de esta noche, sin duda, es el conseguido con la nómina más discreta de todas y con los problemas económicos y directivos más evidentes en el equipo que todavía está en la lista Clinton.