A la bolichera bogotana Alejandra Barreto siempre le faltó un poco de puntería y también de suerte para ganar un título nacional. En las categorías infantil y juvenil se acostumbró a ser segunda. Pero se fue al panamericano en El Salvador y por fin hizo moñona. Ganó una medalla de oro, tres de plata y una de bronce.

Nunca antes Alejandra Barreto, había ganado un torneo de bolos.

Ni cuando comenzó en la categoría infantil a los diez años y tampoco en la juvenil.

Publicidad

Este año se propuso mejorar: En sus lanzamientos, en la concentración y, sobre todo, en tumbar los pines.

Por todos estos aspectos, participó en el selectivo al Panamericano y fue convocada a la Selección Colombia Sub-16 en El  Salvador, jugó y llegó cargada de medallas.

Fue su primera salida internacional y la medalla más importante fue la de oro en la prueba por parejas, al lado de Juliana Franco.

Ahora se dio cuenta que sólo quiere una cosa: Y es jugar bolo.