Un ministro de Boris Johnson afirmó este jueves la iniciativa que debería tener los futbolistas de la Premier League durante la pandemia del coronavirus.

En varios países europeos, algunos grandes clubes anunciaron una reducción de la remuneración de cuerpo técnico y jugadores para intentar limitar los efectos económicos de la falta de actividad futbolística en el mundo.

Clubes como la Juventus de Italia, el Bayern Múnich y el Borussia Dortmund en Alemania, Barcelona y Atlético de Madrid en España, entre otros, han confirmado un recorte del 70 % del salario de sus jugadores para poder sostener al resto del staff del club y de divisiones inferiores.

“Todo el mundo debe contribuir y eso significa que los jugadores de la Premier League también”, indicó en rueda de prensa Matt Hancock, ministro de sanidad.

Por el momento al pedido de Hancock los clubes de la Premier League, una de las que más dinero mueve a nivel mundial, no se han unido.

Los únicos casos en Inglaterra son los del Tottenham, quienes anunciaron la baja del sueldo de sus dirigentes y personal (no futbolistas). Por su parte Newcastle y Norwich City decidieron poner a sus empleados en paro parcial, acogiéndose a un plan de ayuda del gobierno que correrá con el 80 % de los sueldos a altura de 2.500 libras mensuales (unos 3.100 dólares).

El sindicato de jugadores -Professional Footballers’ Association (PFA)- y el de los entrenadores habían rechazado tajantemente la idea de una merma en sus salarios. Sin embargo, en la última semana técnicos como Eddie Howe del Bournemouth y Graham Potter del Brighton aceptaron reducciones en su millonarios contratos.