En el primer partido del grupo B, Holanda se impuso ante el actual campeón, España, con un contundente 5 – 1 y se cumplió la esperada revancha de la final del Mundial Sudáfrica 2010, donde el título universal se lo llevó el equipo de Vicente del Bosque.

Los dobletes de Robin van Persie y Arjen Robben más el gol de Stefan de Vrij remontaron el gol inicial de Xabi Alonso, quién abrió el marcador con un dudoso penal cometido sobre Diego Costa, delantero del conjunto español.

La importante defensa holandesa de cinco hombres adelantados dificultó la habitual circulación de balón de Xavi Hernández, Andrés Iniesta y David Silva. España intentó sorprender con algún balón al espacio para Diego Costa, constantemente abucheado por la afición brasileña, que no le perdona su decisión de renunciar a Brasil para jugar con España.

Durante el encuentro, los amonestados con tarjeta amarilla de la selección holandesa fueron Jonathan de Guzmán, Stefan de Vrij y Robin Var Persie y por la selección española solo Iker Casillas tuvo amonestación.