Iván Darío Jiménez, el floricultor que sorprendió el pasado lunes al »cogerle rueda» al ciclista antioqueño Rigoberto Urán, perteneciente al equipo EF Education First, hoy tuvo uno de los mejores días de su vida.

El campesino fue visitado por Urán en el municipio de La Ceja (Antioquia), en un cultivo de flores donde trabaja. Después de sorprenderlo se lo llevó a una de sus tiendas en Medellín y allí le regaló toda la indumentaria profesional, lo vistió de pies a cabeza como un ciclista de alto rendimiento, y le regaló una bicicleta.

Adicionalmente, lo invitó a participar en la noche de este miércoles en una carrera virtual en un gesto de grandeza y nobleza por parte del ciclista colombiano.

Sin duda alguna Iván se mostró feliz y agradecido, mientras que Urán tuvo uno de sus característicos gestos de humanidad con los aficionados.