Final emocionante pero también polémico tuvo la temporada de Fórmula Uno en Brasil, donde ganó Felipe Massa de Ferrari la carrera pero Lewis Hamilton de McLaren se consagró campeón, gracias a que en los 500 metros le quitó el quinto puesto al alemán de Toyota Timo Glock.

A siete vueltas del final de la carrera el inglés Hamilton era quinto y el brasilero  Masa era primero  con el que el título de la Fórmula Uno era para el europeo pero la lluvia llegó a Sao Paulo. Hamilton y Massa tuvieron que cambiar  sus llantas afuera las de piso seco y en los autos las necesarias para correr sobre el agua que visitaba la pista.

Las posiciones se mantuvieron hasta que  Sebastián Vetel  del equipo Toro Rosso superó a Hamilton a sólo dos vueltas del final y el británico cayó al sexto lugar con lo que el título quedaba en manos de Massa. En ese momento aumentó la tensión y aparecieron los ruegos en los pits  de los familiares y amigos de los dos pilotos. Massa pasó  primero y durante algo de de más de 20 segundos fue el dueño del título porque en la última curva el Toyota de  Timo Glock  paró su ritmo porque el alemán tuvo problemas con sus neumáticos y ésto le permitió a Lewis Hamilton superar y terminar quinto y convertirse en el Campeón de  la Fórmula Uno. 

La situación fue confusa tanto que hubo celebraciones en los pits de los dos equipos , los familiares de Massa creyeron por unos instantes que Felipe era el campeón hasta que uno de los asistentes los notificó.

 Massa perdió el título por un solo punto  y Louis Hamilton se convirtió en el campeón más joven  de la historia de la Fórmula Uno. La celebración no paró en el equipo  McLaren, las cámaras tomaron repetidamente a Nicole Geisinger, cantante de las Pussicats Dolls  y novia de Lewis Hamilton.

Para  la estadística quedó el triunfo de Massa, el segundo lugar de Alonso y el tercero de Raikonen