La Juventus, subcampeona del torneo, pudo corregir el rumbo dentro del grupo D al ganarle 2-0 al Olympiakos griego en Turín.

Con 3 puntos, la ‘Vecchia Signora’ alcanzó al Sporting de Lisboa en la clasificación, ya que los lusos perdieron 1 a 0 en casa ante el Barcelona, líder en solitario con 6 unidades. El Olympiakos cierra como colista con cero puntos.

Al campeón de la Serie A le costó en la primera parte, pero pudo desatascar la situación en la segunda mitad, primero con un gol del argentino Gonzalo Higuaín (minuto 69) y luego con la sentencia definitiva del croata Mario Mandzukic (80).

El ‘Pipita’ se convirtió en el protagonista del partido, algo que necesitaba tras un inicio de curso a medio gas, donde consiguió dos goles, frente a Cagliari y Chievo, y ha quedado eclipsado por el gran momento de su compañero de ataque y compatriota Paulo Dybala.

Pero esta vez Higuaín fue el héroe de un partido que se estaba poniendo muy feo para la ‘Juve’, hasta que el exatacante de Real Madrid y Nápoles, recién salido del banquillo, consiguió el primero de la noche en dos tiempos, luego de un pase de la muerte que primero dio en un defensa, antes de que el rechace fuera de nuevo para él y pudiera, esta vez sí, batir al guardameta belga Silvio Proto.

Publicidad

Era el minuto 69 y hasta entonces la Juventus había monopolizado la posesión (75% en la primera mitad), pero sin conseguir traducir ese dominio en goles, principalmente por la gran actuación de Proto.

Mandzukic, por dos veces de cabeza (40 y 44), Dybala (45) y el brasileño Douglas Costa (55) habían dispuesto de grandes ocasiones, pero sin conseguir derribar la muralla.

La ausencia a última hora de Pjanic, mejor jugador de los turineses en el inicio de temporada y lesionado en el calentamiento, dañó la construcción ofensiva, pero el dominio de los ‘bianconeri’ era demasiado abrumador como para no llevarse los tres puntos.

Higuaín estuvo además en el origen del segundo tanto, en una combinación con Dybala, que envió un tiro cruzado que un defensa sacó bajo palos, pero el balón fue para Mandzukic, que estaba bien situado y empujó a la red en el rebote en el minuto 80.

AFP