Con un holgado triunfo en Leeds (3-0), que se quedó con diez a la hora de juego, el Liverpool alcanzó al Manchester United y al Chelsea al frente de la Premier League, este domingo en la cuarta jornada, en un triunfo agridulce por la grave lesión de su joven centrocampista Harvey Elliott.

Titular en su tercer partido consecutivo, fue víctima, hacia la hora de juego, de una entrada por detrás del holandés Pascal Strujik, sin duda más torpe que malintencionada, pero que lesionó gravemente a su joven rival, y que supuso la expulsión directa del jugador del Leeds, tras la recomendación del árbitro encargado del VAR.

 

Lea más: El Ejército abatió a siete miembros del Clan del Golfo en Ituango

 

“Sufre una luxación en su tobillo. Está en el hospital en este momento”, explicó el técnico alemán del Liverpool, Jürgen Klopp, visiblemente emocionado, a Sky Sports.

El Liverpool, en un comunicado, confirmó la lesión en el tobillo. “El Liverpool Football Club puede confirmar que Harvey Elliott ha dejado el hospital tras sufrir una seria lesión de tobillo“, señala el texto. “Elliott necesitará someterse a una operación en los próximos días“, añadió sin más precisiones.

 

Podría leer: Gorilas de un zoo de EE. UU. en tratamiento por covid-19

 

La reacción de Mohamed Salah, cercano a la acción, que pidió inmediatamente la entrada de los masajistas antes de alejarse con su rostro escondido en su camiseta, no dejaba ninguna duda sobre la gravedad de la lesión.

El incidente ocurrió frente al banquillo del Liverpool y Klopp se vio envuelto en una agria discusión con aficionados del Leeds, que en un principio estaban enojados por la detención del partido.

 

Lea también: Piden plan de acción para restablecer derechos de niños que viven en pesebreras de Cartagena

 

Naby Keita, Curtis Jones y Ibrahima Konate, suplentes del Liverpool, cubrían sus ojos ante el shock de ver el mal estado de la pierna de su compañero.

“Vi inmediatamente la gravedad de la lesión ya que su pie no estaba en la posición natural. Es por ello que hemos reaccionado ante el shock”, explicó Klopp, sin pronunciarse sobre el tiempo de baja del jugador.

 

Conozca más: Venezuela rechaza las acusaciones de Colombia por el ataque al Ejército en Arauca

 

Pese a todo, Elliott aplaudió a los aficionados del Leeds, que le animaron cuando dejaba el campo en una camilla.

Gracias por los mensajes, chicos! El camino de la recuperación comienza“, escribió el joven jugador en Instagram, con una foto suya aparentemente en la ambulancia, con el pulgar levantado y el hashtag #YNWA (You’ll Never Walk Alone, Nunca Caminarás Solo), el lema del club.

 

Quizás le interese: El FBI desclasifica un nuevo documento de su investigación sobre el 11-S

 

El incidente enfrió considerablemente al Liverpool, que había dado un verdadero recital hasta ese momento, aunque había pecado de falta de definición.

Los hombres de Jürgen Klopp solo habían podido llegar al descanso con una ventaja mínima de 1-0, gracias a gol de Salah tras una acción colectiva magnífica (20), en unos primeros 45 minutos en los que se debieron ver más goles.

 

Lea más: Protestan en España por la próxima visita de Iván Duque a la Feria del Libro

 

Al final del partido, cuando Leeds apretaba pese a su inferioridad numérica, Sadio Mané, en su décimo remate en el partido, frente a los 9 del Leeds en todo el encuentro, terminó por ser recompensado, cerrando el marcador (3-0, 90+2).

Un resultado que ratifica el buen momento de los campeones de 2020 antes de su estreno en Liga de Campeones, el miércoles, contra el AC Milan en Anfield.