El presidente del Benfica, Luis Filipe Vieira, la sociedad que gestiona el club y la que detenta su estadio han sido imputados por la justicia portuguesa por fraude fiscal, informaron varios medios locales.

Sobre esta afirmación de prensa local, la Fiscalía «confirma solo la existencia de una investigación (…) sobre unos hechos susceptibles de constituir un delito de fraude fiscal«.

«En el marco de esta investigación, tres entidades han sido imputadas, una persona y dos sociedades«, añadió una portavoz del ministerio público sin querer confirmar su identidad o nombre.

Según una información del rotativo deportivo A Bola y confirmada después por varios medios portugueses, el caso tiene que ver con el pago de 1,8 millones de euros en 2018 a un proveedor informático por unos servicios que nunca se llevaron a cabo.

Además, la prensa local dice que Luis Filipe Vieira habría declarado ante la justicia en horas de la mañana.