En el estadio Atahualpa de Quito, Atlético Nacional jugó los primeros 90 minutos por la gran final de la Copa Libertadores y comenzó ganando con anotación de Orlando Berrío.