Hubo de todo menos tranquilidad en la primera jornada del Tour de Francia, en la que Nairo Quintana quedó a diez segundos del primer líder, el británico Mark Cavendish. Quien llevó la peor parte por una fuerte caída fue el español Alberto Contador.