Este miércoles, la Alcaldía de Bogotá tomó fuertes medidas tras los enfrentamientos que se vivieron durante el partido entre Santa Fe y Atlético Nacional en el estadio El Campín durante la noche de este martes.

Se determinó que se abrirá un proceso sancionatorio a Independiente Santa Fe por el incumplimiento de las condiciones logísticas del contrato en el acceso a la tribuna familiar, por no cumplir con las medidas de distanciamiento y por la invasión de la cancha.

 

Lea también: Se entregó uno de los barristas que agredió a hinchas de Santa Fe en el estadio El Campín

 

De igual manera, entre las medidas administrativas y sancionatorias se indicó que las barras de Atlético Nacional no podrán entrar a los estadios El Campín o a Techo, durante 1 año.

En los estadios de Bogotá tampoco se permitirá el ingreso de barras visitantes en lo que queda del año.

 

 

Podría leer: CNE archiva investigación contra campaña de Juan Manuel Santos

 

Otras medidas que tomó el Distrito 

La alcaldesa Claudia López indicó que el equipo de fútbol que quiera arrendar el estadio deberá demostrar que cumple con cuatro condiciones:

  • Los clubes deberán garantizar un mejor registro de la venta de boletas para saber quién entra al estadio.
  • Los clubes tendrán que garantizar, no solamente equipos de logística, sino también equipos de seguridad y convivencia que trabaje en coordinación con la Policía para garantizar la seguridad dentro del estadio.
  • Esos equipos de logística, seguridad y convivencia, tendrán que garantizar al interior del estadio la debida ubicación de las barras y distanciamiento entre hinchas.
  • Cada club de la ciudad de Bogotá deberá demostrar que tiene trabajo y proyectos de convivencia con sus barras antes, durante y después de los partidos.