El colombiano, del equipo Trek-Segafredo, ganó la dura etapa entre Llívia y Viella, mientras que el español Alejandro Valverde sigue líder de la prueba.

Jarlinson Pantano se impuso en la meta de la capital del Valle de Arán en un duelo con el noruego Vegard Stake Laengen, que fue segundo, y por detrás entró el esloveno Matej Mohoric, a 10 segundos.

Encuentra aquí toda la actualidad deportiva

«Después de tener tantos problemas, después de la París-Niza y estar un poco enfermo aquí, por fin llega la victoria», dijo el colombiano, que logró su primer triunfo de la temporada.

«Sabíamos que hoy era un día bastante importante para nosotros, seguro que la escapada iba a llegar, hemos intentado entrar y, gracias a Dios, hemos conseguido la victoria», añadió Pantano.

Pantano y Laengen fueron los supervivientes de una larga escapada, en una etapa de 212,9 km por las montañas pirenaicas que llegó con 50 minutos de adelanto sobre el horario previsto.

La fuga, que contó con el permiso del pelotón comandando por los Movistar, llegó a tener hasta cuatro minutos de ventaja y ambos corredores se destacaron a falta de algo menos de 20 kilómetros para la meta manteniendo la ventaja suficiente para jugarse la etapa en un mano a mano.

Valverde, que movió el pelotón en los últimos kilómetros, entró en octava posición, a 14 segundos de Pantano, para seguir de líder de la ronda catalana. El ciclista del Movistar había recuperado el liderato el jueves y mantiene 16 segundos de ventaja sobre el colombiano Egan Bernal (Sky) y 26 sobre el también colombiano Nairo Quintana (Movistar).

«Ha sido una etapa muy, muy larga, pero muy rápida, la velocidad ha sido increíble, hemos llegado con una hora de adelanto, y bueno el equipo ha estado genial, se ha trabajado muy bien», dijo Valverde tras la carrera, considerando que sus 16 segundos de ventaja son un buen colchón de cara a la victoria final.

Así está la clasificación general

 

Foto: Twitter/@R_SoloCiclismo