Cuatro jugadores de Patriotas Boyacá fueron denunciados por el propio director ejecutivo del club por hacer escándalo en la madrugada de este sábado en un conjunto residencial de Tunja.

El comunicado, firmado por Cesar Guzmán, director ejecutivo de Patriotas inicia pidiendo disculpas al “administrador, vigilantes y residente del edificio Villas de Aranjuez” por el “indebido e injustificado comportamiento de nuestros jugadores Miller Mosquera, Jerson Malagón, Almir Soto y Oswal Álvarez”.

Lee también: Dimayor adelantó la última fecha de Liga Águila para ‘gambetearse’ el paro 

Publicidad

El comunicado indica que los futbolistas se encontraban borrachos en la madrugada de este sábado:

“Sobre las 3 a.m. y mientras sus compañeros regresaban de la ciudad de Ibagué -donde se vendieron cara la derrota ante Deportes Tolima-, éstos, bajo los efectos de bebidas embriagantes, y en compañía de algunas damas, terminaron afectando el descanso de los moradores de dicho conjunto residencial”.

Guzmán finaliza el escrito asegurando que se realizarán las debidas investigaciones y se respetará el debido proceso en la interna del club boyacense.

Este fue el comunicado publicado por Patriotas Boyacá: