El jugador argentino Sergio ‘Kun’ Agüero anunció, a los 33 años de edad, su retirada del fútbol profesional debido a la arritmia cardíaca que sufrió el pasado 30 de octubre en un partido con el FC Barcelona, su último club como jugador profesional, una decisión que ha tomado porque, según dijo, “la salud es lo primero”.

El anuncio tuvo lugar en un acto celebrado en las gradas del Camp Nou a la que asistieron, entre otros, el presidente de la entidad catalana, Joan Laporta, la plantilla del Barcelona, y Pep Guardiola, entrenador del Manchester City, club en el que Agüero militó entre los años 2011 y 2021.

Lea más: Acuerdo sobre pensiones en mesa de concertación laboral

“Esta conferencia es para comunicarles que he decidido dejar de jugar al fútbol profesional. Es un momento muy duro, pero estoy muy feliz por la decisión que tomé. Lo primero es mi salud”, explicó entre lagrimas el internacional argentino, exjugador de Independiente de Avellaneda, Atlético de Madrid, Manchester City y Barcelona.

El club azulgrana instaló una tarima en la tribuna del estadio, donde colocó también una pantalla con una foto del jugador con la zamarra del Barcelona y el mensaje “Culer una vez, culer para siempre”.

Quizás le interese: Colombia está en grupo de países con alto porcentaje de vacunación

Apareció pasado el mediodía Agüero, acompañado en el atril por Laporta, y se sentó en una silla junto al presidente. Estuvo tres minutos llorando hasta que empezó un discurso explicando los motivos de su decisión.

“Tomé la decisión hace diez días. Hice todo lo posible para ver si había alguna esperanza, pero no ha habido muchas”, afirmó el jugador argentino, quien desveló que “seguro” que seguirá vinculado con el fútbol.

El pasado 30 de octubre, Agüero tuvo que retirarse antes de que finalizara la primera parte del partido de LaLiga ante el Alavés por un malestar torácico que después se detectó que había sido causado por una arritmia cardíaca.

El 1 de noviembre, el club emitió un comunicado en el que informaba de que el futbolista sería baja mientras se evaluaría “la efectividad del tratamiento para determinar su proceso de recuperación”.

Finalmente, los médicos han determinado que esta dolencia cardíaca no le permitirá seguir jugando en la élite.