El paintball, un juego que ya tiene ligas y clubes en Colombia disputó este fin de semana en Bogotá  la segunda jornada de su campeonato nacional.

El paint ball nació en los Estados Unidos en 1981, debido a que los ganaderos marcaban con bolas de pintura el ganado y los árboles.

A Colombia llegó hace 15 años y se estableció en el país a través de las ligas y ya hay campeonatos, como el universitario, donde compiten 40 con un reglamento claro.

Bien protegidos, de pies a cabeza, los dos equipos disparan bolas de pintura con el fin de marcar al rival y sacarlo de la competencia.

Las mujeres al igual que los hombres, hacen parte de la estrategia, para ir por la bandera.

Aquí, en el paint ball, nadie muere. Todos disparan y se divierten, jugando a la guerra.