El gobierno de ese país publicó una guía para los más de 60.000 aficionados que viajan al Mundial de Rusia que da mucho de qué hablar.

En ella desaconseja beber en la vía pública o entregarse a demostraciones de afecto, en particular en la comunidad LGBT, para evitar multas, deportación e incluso prisión. «No son comunes en Rusia manifestaciones intensas de afecto en público», y en particular las homoafectivas, que pueden ser consideradas «propaganda de relaciones sexuales no tradicionales para menores» y son pasibles de «multa y deportación», señala la Guía.

Te recomendamos: El sentido mensaje de Edwin Cardona a sus compañeros de la Selección

También recomienda evitar «manifestarse públicamente sobre temas políticos, ideológicos, sociales y de orientación sexual». La Guía advierte sobre el riesgo de cárcel para personas que «insulten» o «humillen» a grupos raciales, étnicos, sociales, religiosos, políticos, de género u orientación sexual o que «arrojen objetos» o participen en «actos de violencia» entre hinchadas.

Foto: Twitter/@BrasilBAires

El canciller, Aloysio Nunes, y el ministro de Deportes, Leandro Cruz, presentaron la «Guía Consular do Torcedor Brasileiro», que detalla desde cómo deben comportarse los hinchas en los estadios hasta las estrictas leyes que deben cumplir.

Publicidad

Para atender imprevistos, «estamos reforzando el servicio de asistencia consular», que tendrá oficinas en Moscú, San Petersburgo, Kazan, Rostov, Samara y Sochi, detalló Nunes.

No dejes de ver: Panamá llegó con todo el sabor latino a Rusia 2018

En el caso de San Petersburgo, la atención consular será un esfuerzo compartido entre Brasil y Argentina. Cruz consideró que pese a las rivalidades deportivas, la operación conjunta del consulado es un «ejemplo» de «dos pueblos que conviven pacíficamente».

La Guía, que se puede descargar de Internet de los portales de Itamaraty y del  Ministerio de Deportes, informa sobre medios de transporte, cuestiones de seguridad, cambio de divisas, comportamiento en los estadios y en la vía pública y procedimientos consulares en casos de prisión o enfermedad.