En silencio pero con toda la satisfacción de haberse consagrado por fin campeón, regresó al país Léider Preciado. En su pasado inmediato recuerda los seis goles que marcó con el Deportivo Quito esta temporada, pero no olvida la forma como fue despedido, a mitad de año, del equipo de sus amores, el Independiente Santa Fe

Léider asegura que Santa Fe se volvió un negocio… Que los jugadores contratados solo vienen a buscar dinero, y que además los dirigentes se olvidaron de las divisiones inferiores, un factor históricamente fuerte en el equipo cardenal.

Leider Preciado descansa en Bogotá,  recordando la que es hasta hoy su mayor alegría como futbolista.

Pero su felicidad no es completa, el delantero no olvida la forma en que lo sacaron de Santa Fe, a finales del semestre anterior.

Publicidad

Paradójicamente al 23 rojo, le dolió  menos de lo esperado la eliminación del equipo del bolillo.   Siente que su trabajo y el del Pecoso Castro no fueron valorados de adecuadamente.

Además le encontró un problema al equipo que lleva en el corazón.

Pero no solo fallan los directivos,  también los jugadores que llegan al club  y no dan resultados.

A pesar del dolor que le generó su salida de Santa Fe,  Leider Calimenio no pierde esperanza de ganar una estrella con el rojo cardenal