El cuerpo médico de la Selección Colombia emitió el dictamen sobre la situación de Luis Fernando Muriel y Wilmar Barrios que salieron golpeados luego del encuentro ante Argentina.

El delantero de la Fiorentina presenta “una lesión grado II del ligamento colateral medial de su rodilla izquierda”. Según los galenos colombianos la recuperación tomará entre 5 y 7 semanas.

Por otra parte, Wilmar Barrios presentó un “trauma en su rodilla en hiperextensión sin mayores consecuencias”. Los médicos del combinado nacional aseguran que el volante del Zenit ya inició el proceso de recuperación y estará a disposición del cuerpo técnico en los próximos días.