En Zurich la alfombra roja del fútbol estará seguramente coronando por quinta vez con el trofeo del balón de oro de la Fifa a Lionel Messi. Los únicos que podrían impedirlo, su compañero Neimar y Cristiano Ronaldo.

La sede de Fifa volverá a ser noticia mundial, pero esta vez el escándalo que tanto ha afectado la imagen de la rectora del fútbol se verá matizado por los aplausos y los premios otorgados a los verdaderos protagonistas del espectáculo.