El templo Shaolín de las artes marciales estuvo este fin de semana en Bogotá.

Quince maestros de la legendarias artes marciales chinas realizaron exhibiciones con lanzas, espadas, cuchillos y hasta una cama de puntillas, demostrando el poder de la mente y sus habilidades para el kung-fu y otras artes derivadas.

Ellos son verdaderos y auténticos monjes shaolines que participaron en la inauguración y clausura de los Juegos Olímpicos de China…

Están en Colombia demostrando el arte del poder de la mente.

Y sus habilidades del Kung Fú.

Entre las armas que utilizan están las lanzas, las espadas, los sables, los cuchillos y los palos…

Y como una prueba de su poder mental, las puntillas

Los 15 shaolines son muy jóvenes porque desde muy pequeños estudian y practican esta cultura china.